COMO DESINTOXICAR EL HÍGADO DE MANERA NATURAL

Anuncios

Nuestro cuerpo está expuesto a toxinas todos los días, como los contaminantes del aire y el agua, los aditivos de los alimentos y los productos químicos de la limpieza del hogar. La verdad es que por mucho que cuidemos nuestra alimentación y cuidado en general, las toxinas igualmente se pueden acumular en nuestro cuerpo.

 COMO DESINTOXICAR EL HÍGADO DE MANERA NATURAL

El hígado es el órgano encargado de eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Aparte de filtrar las toxinas de la sangre, el hígado elimina las toxinas a través de un proceso enzimático de dos fases. En la primera fase, las enzimas y el oxígeno queman las toxinas y las rompe en fragmentos solubles en agua para facilitar la eliminación. En la segunda fase, las toxinas se combinan con el azufre y los amino ácidos y crean una molécula no tóxica que puede ser eliminada a través la orina, las heces o la bilis.

La desintoxicación del hígado puede ayudar y mejorar este proceso natural, ayudando a que funcione correctamente y de manera más eficiente.
La desintoxicación del hígado se lleva practicado en la medicina tradicional como la ayuverda y en la medicina china desde hace miles de años. Se ha utilizado para facilitar la digestión y el dolor, mejorar las condiciones de la piel, y mejorar los niveles de energía.
He aquí un resumen de hierbas y alimentos que pueden ayudar a desintoxicar el hígado y limpiar su cuerpo de toxinas.

1. El cardo mariano

El cardo mariano, también conocido como Cardo Santo, Santa María Cardo y Cardo Mariano, se ha utilizado durante
siglos para el tratamiento de problemas hepáticos. Hoy en día, el cardo mariano es el remedio natural más recomendado para los trastornos del hígado.
El cardo mariano ayuda a mantener la salud del hígado, ayuda a protegerlo del daño causado por el alcohol y es bueno para el tejido asociado con enfermedad hepática. Su capacidad de proteger al hígado es gracias a la silimarina, un flavonoide que funciona como antioxidante de gran alcance. Protege a las células del hígado para evitar que se dañen. La silimarina también cura las células del hígado, mediante la estabilización de la membrana celular y estimula la síntesis de proteínas, mientras acelera la regeneración de los tejidos dañados.

 

2. Diente de león

Las raíces del diente de león han sido utilizadas como un tónico hecho de hierba amarga para el hígado. Estimula la digestión y la producción de bilis, limpiando así el hígado y la vesícula biliar.
Los estudios también sugieren que la raíz de diente de león tiene propiedades antioxidantes, que ayudan a proteger el hígado del daño oxidativo causado por la toxicidad del acetaminofeno. El acetaminofeno es seguro cuando se administra correctamente. Sin embargo, la toxicidad o la sobredosis pueden ocurrir si hace un mal uso de este. En los Estados Unidos, las intoxicaciones por acetaminofeno son la segunda causa más común de insuficiencia hepática que requiere trasplante.

Anuncios

3. El zumo de limón

El zumo de limón contiene ácido cítrico, que ayuda en la producción de enzimas digestivas y al buen funcionamiento del proceso digestivo. Es también un alimento aniónico, que significa que contiene más iones negativos que iones positivos. Los alimentos anionicos tienen una estructura química similar a los fluidos digestivos, como la bilis. Como tal, el zumo de limón ayuda al hígado a producir más enzimas, proporcionando así las materias primas para su producción.
El zumo de limón es rico en vitamina C, un antioxidante necesario para la fabricación de glutatión. El glutatión
es un antioxidante natural de nuestro cuerpo que ayuda a combatir los radicales libres que se producen en el hígado durante el
proceso de desintoxicación enzimática. El glutatión protege del proceso oxidativo y de la apoptosis de las células o la autodestrucción.

4. Las verduras crucíferas

Las verduras crucíferas como la coliflor, las coles de Bruselas y el brócoli son ricas en glucosinolatos. Los glucosinolatos
promueven la producción de enzimas en el hígado, que ayudan a eliminar las sustancias cancerígenas y otras toxinas del cuerpo.

 

5. Las remolachas

Las remolachas son una fuente rica en betaína, un diluyente de la bilis natural y desintoxicante del hígado. Las remolachas también mejoran la capacidad del higado para procesar las grasas. Las remolachas son una buena fuente de vitaminas del complejo B, hierro y antioxidantes.

6. Cúrcuma

Las propiedades curativas de la cúrcuma proviene en gran medida de la curcumina, el compuesto que da ese color amarillo a los alimentos. La curcumina tiene propiedades antioxidantes, lo que ayuda a proteger el hígado del daño y ayuda a la regeneración del hígado. La cúrcuma también ayuda a desintoxicar el hígado mediante el aumento de la producción de enzimas desintoxicantes.

7. Ajo

Las excelentes capacidades del ajo, son gracias a sus componentes sulfurados, uno de los más importantes es  la alicina. Mientras que la alicina tiene propiedades antibióticas y anti fúngicas, lo más beneficioso de esta son sus propiedades antioxidantes, ya que evita que las sustancias tóxicas filtradas por el hígado, lleguen a otros órganos. El ajo también es rico en selenio, un mineral que aumenta la acción de los antioxidantes.

8. Agua

Beber una cantidad suficiente de agua, asegura el flujo de nutrientes en el hígado y el flujo de toxinas del hígado.
La ingesta de agua también reduce el riesgo de cálculos biliares, evitando que la bilis de la vesícula biliar sea demasiado concentrada.

Anuncios

Compartelo ahora

Add a Comment